Algo con alguien especial

18 feb. No hay comentarios administrador Salones

Ya ha pasado el fin de semana, uno de esos que no quieres nunca que se acaben, mueres porque lleguen y quieres que el tiempo se pare, se detenga y las agujas del reloj se congelen… fuimos a esta casa rural para perdernos del mundo, y acertamos de lleno sin conocerla de antemano, al azar. A Pedreira es ciertamente una casa con canto, un lugar para perderse, bonita, acogedora, rústica pero con comodidades e ideal para desconectar de una vida urbana y rutinaria…, cuando llegas la recorres con ilusión, cuando marchas la abandonas con nostalgía, sobre todo cuando has disfrutado de ella con alguien muy especial, que hace que lo bonito lo sea aún más… ciertamente es un lugar donde volvería sin dudarlo, gracias por el acogimiento de su gente y gracias a esa persona por acompañarme.